SUCESOS

Trabajadores de los Juzgados de Roquetas, de baja por el incendio del garaje

La junta de personal denuncia ante Inspección de Trabajo que cuatro empleados estuvieron en contacto con los contaminantes

La junta de personal de Justicia de los Juzgado de Roquetas de Mar ha denunciado ante la Inspección de Trabajo las condiciones en las que desempeñan su labor desde el pasado lunes después de que el incendio registrado en el garaje situado en el número 24 de la calle Príncipe de Asturias afectara por humo y hollín las dependencias judiciales. Esto ha ocasionado entre el personal funcionario episodios de «intoxicación», que han obligado a dar de baja médica a cuatro empleados.

Según la junta de personal, los funcionarios están siendo «obligados» a desempeñar sus labores bajo «condiciones peligrosas para su salud», a tenor de que la Junta de Andalucía, pese a que el incendio se registró el lunes, no ha «iniciado ninguna acción para reubicarlos». «Inexplicablemente a las 10.00 horas de esta mañana todavía no se habían proporcionado mascarillas ni ningún otro medio de protección personal a los trabajadores, algunos de los cuales han optado por ir a comprarlos ellos mismos», han advertido.

Al parecer, los delegado de prevención de la junta de personal avisaron a la Delegación de Justicia tras tener conocimiento de la afección del incendio a las dependencias. El lunes se paralizó el trabajo a excepción de las labores de guardia que se realizan en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5, que se encuentra en una planta más elevada y había resultado menos afectado. Aunque al día siguiente se habían acometido labores de limpieza, estas «distan mucho de estar terminadas, encontrando una considerable cantidad de polvo en todas las dependencias», especialmente en las de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción 2 y 3, que son «los más afectados».

«Quejas y expedientes disciplinarios»

«Las presiones son muy fuertes y los trabajadores finalmente son amenazados con la presentación de quejas y expedientes disciplinarios si no se sientan en sus puestos de trabajo», han precisado desde la junta de personal, donde se han quejado de la «total indefensión» en la que los dejó la Junta de Andalucía como órgano empleador «al declinar la toma de decisiones en otro personal» que «no tienen la más mínima formación en riesgos laborales», lo que motivó la denuncia con carácter de «urgencia» a la Inspección de Trabajo.

Como consecuencia de la «obligada» exposición a «factores de riesgo», los trabajadores empezaron a presentar «diversas molestias» como «picores de garganta y ojos, náuseas, mareos y cefaleas» que se «ven agravados» a medida que «permanecen en los juzgados y se prolonga su exposición». «Diversos compañeros se ven obligados a abandonar su puesto de trabajo y acudir a urgencias e incluso una compañera tuvo que permanecer en observación durante tres horas, con un cuadro de broncoespasmo severo e intoxicación por inhalación de aire contaminado», han asegurado los trabajadores.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios