Andalucía - Almería

Los restos humanos de El Ejido pueden ser de una desaparecida en 2009

Fuentes de la investigación ve «indicios» de que los huesos encontrados correspondan a Lourdes García

Lourdes García
Lourdes García - IDEAL

El subdelegado de Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, ha señalado este jueves que «existen indicios que aproximan la investigación» a que los restos óseos hallados este miércoles en una zona de invernaderos ubicada en el barrio de Pampanico, al norte de El Ejido (Almería) podría corresponder a Lourdes García, desaparecida en octubre de 2009 en Roquetas de Mar (Almería), si bien ha matizado que «todavía es pronto» para afirmarlo del todo y que «la prueba definitiva la tiene que dar la secuencia de ADN».

Así lo han confirmado a Europa Press desde la Subdelegación de Gobierno, donde ha matizado que la investigación se encuentra en una fase muy inicial y que, a la espera del examen exhaustivo del cráneo y un hueso largo, posiblemente un fémur, entre otros restos, la investigación determinará si los restos se corresponden a los de la desaparecida o a los de otra persona.

En esta línea, el subdelegado ha condicionado en declaraciones a la Cadena SER la pertenencia de los huesos a los resultados de las pruebas genéticas, por lo que si la secuencia fina «es la misma que la de la desaparecida, se dará el testimonio que corresponda».

«La familia permanece sumida en ese estado de dolor continuo permanente que provoca la falta de ese ser»

«Todavía es pronto para ello, se trata de ver fechas, de cuándo murió, etc.», ha matizado el representante del Gobierno en Almería, quien ha insistido en que deben ser los estudio genéticos los que revelen «la personalidad de los restos encontrados» dado que «el sexo se sabe desde el primer momento por el tamaño de los restos».

Así, ha recalcado que aunque «existen indicios que aproximan a la investigación», la «prueba definitiva» debe venir de los estudios de ADN, que «tiene que coincidir». Los restos óseos encontrados en la tarde del pasado martes por una pareja que buscaba chatarra cerca de la finca de invernaderos 'Los ruiseñores' se encontraban mezclados con restos de plásticos y ropajes, también extraídos para su análisis.

Fue sobre las 0,30 horas del miércoles cuando se alertó a los agentes del hallazgo de los huesos, con lo que hasta el lugar de desplazó Policía Judicial, Policía Científica, médicos forenses y el juez del Juzgado de Instrucción número 4 de El Ejido en funciones de guardia, para recopilar los vestigios que han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal (IML).

La familia de la joven de 34 años Lourdes García Carreño, desaparecida desde que hace siete años se perdiera su rastro tras salir de la gasolinera en la que trabajaba en Roquetas de Mar (Almería), tramitó declaración de su fallecimiento para «regularizar la situación» ante la ausencia de novedades significativas en la investigación para dar con su paradero.

La familia, con «esperanza»

La familia de Lourdes García, la mujer que desapareció en 2009 en Roquetas de Mar (Almería) cuando tenía 34 años, ha recibido con «prudencia y esperanza» la noticia del hallazgo de restos óseos pertenecientes a una mujer cerca de un invernadero en El Ejido (Almería).

Pedro Pérez, el cuñado de la desaparecida, ha informado a Efe de que la Guardia Civil contactó ayer con los familiares para comunicarles que la Policía Nacional había hallado restos óseos «de género femenino».

«Rápidamente salió el nombre de Lourdes, eso no es ningún secreto», ha manifestado Pérez, quien insiste en que el entorno familiar «quiere mantener una actitud de prudencia» y aunque no «quieren vaticinar que sean los restos de Lourdes», desean «terminar este duelo, que está durando muchos años».

«El único indicio fehaciente que conoce la familia que apunte en esa dirección, es que se trata de restos óseos femeninos y con cierta antigüedad por el deterioro de los restos», ha recalcado.

En referencia a las declaraciones del subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, quien ha asegurado hoy que existen «indicios» que vinculan la investigación a la desaparición de Lourdes, el portavoz familiar ha expresado que «si el subdelegado ha dejado entrever esa posibilidad, será porque tienen más datos que nosotros».

Lourdes García Carreño fue vista por última vez sobre las 15.00 horas del 3 de octubre de 2009

En este sentido, ha recalcado que la Guardia Civil «ha sido muy prudente con nosotros porque nos ha avisado de una posibilidad, no de una probabilidad».

Pérez ha indicado que la familia, que «lleva muchos años esperando» avances, «está tranquila» aunque reconoce que existe «un relativo estado de ansiedad por conocer las noticias», si bien confían «como siempre hemos hecho, en las investigaciones de los especialistas».

Lourdes García Carreño fue vista por última vez sobre las 15:00 horas del 3 de octubre de 2009 tras salir de su trabajo en una estación de servicio de Roquetas de Mar, municipio en el que residía.

Su cuñado ha explicado a Efe que en 2013 se llevaron a cabo los trámites para la declaración de su fallecimiento y que el caso «fue archivado por falta de pruebas y agotamiento de las vías de investigación».

«Desde entonces, la familia permanece sumida en ese estado de dolor continuo permanente que provoca la falta de ese ser», ha concluido.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios