SUCESOS

Un niño de seis años salva la vida de su amigo de siete que se tragó una chapa

Jugaban en un parque de Roquetas de Mar cuando ocurrió el accidente y el menor corrió hasta el cuartel de la Guardia Civil para alertar

Un niño de seis años ha salvado la vida de su amigo de siete. Con su decisión de correr hasta el cuartel de la Guardia Civil de Roquetas de Mar para pedir auxilio evitó que su compañero de juegos muriera asfixiado tras haberse tragado de manera accidental una especie de chapa de uno de los juguetes con los que se entretenían en el parque.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 20.25 horas del pasado viernes. Un niño entró corriendo en las dependencias de la Benemérita. Se encontraba muy asustado y comunicó a los agentes que su amigo se había tragado una chapa y que no podía respirar.

De inmediato los efectivos del Instituto Armado, en compañía del pequeño se trasladaron hasta el parque y localizaron en uno de los bancos a la víctima, que no podía respirar. Se encontraba en compañía de una mujer que solicitó que lo trasladaran al médico para evitar que se ahogara.

Uno de los agentes lo cogió en brazos, lo introdujo en un coche patrulla y lo condujo hasta el centro de salud de Roquetas de Mar. Los facultativos lograron extraerle la chapa que había ingerido. Poco después llegó al centro sanitario la madre del niño, que agradeció a los agentes la celeridad con la que habían actuado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios