Antonio Cerrillo, junto a Susana Díaz
Antonio Cerrillo, junto a Susana Díaz - ABC
PROVINCIA

Multan al marido de la alcaldesa de Cantoria por llamar «gilipollas» al portavoz del PP

El juez considera a Antonio Cerrillo autor de un delito leve de coacciones al insultar a un edil durante una sesión plenaria

ALMERÍAActualizado:

El titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Huércal-Overa ha condenado a Antonio Cerrillo, marido de la alcaldesa de Cantoria (PSOE), a una pena de 60 días de multa a razón de 10 euros al día, que en caso de impago e insolvencia se sustituirá por 15 días de privación de libertad, por un delito leve de coacciones hacia el portavoz del PP en la localidad, José María Llamas. Los hechos se remontan al 28 de abril de 2016, cuando en un pleno municipal, el cónyuge de la regidora irrumpió en el salón de y tomó asiento para seguidamente insultar al edil popular llamándole «gilipollas». Tras lo ocurrido, la alcaldesa expulsó a su marido del salón de plenos.

Según la sentencia «un insulto como el proferido, en la calle, entre los mismos actores, sin mediar más, no sería constitutivo de infracción penal. Pero en el contexto en que se produce, denota lesión de la libertad que el denunciante, como concejal, ha de disponer, para el ejercicio del mandato para el que los ciudadanos le han votado». Para el denunciante la resolución judicial es una muestra más de la actitud de Antonio Cerrillo hacia su persona, ya que según explica «sin mediar palabra se dedicó a insultarme simplemente por estar ejerciendo mi derecho como portavoz de la oposición en un pleno».

Esta sentencia favorable a José María Llamas se suma a la conocida el pasado mes de septiembre en la que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Almería declaraba nulos y sin efecto alguno la expulsión del portavoz popular del pleno por parte de la alcaldesa y el impedimento a formular observaciones a un acta. En este caso, el Ayuntamiento de Cantoria fue condenado a pagar las costas del juicio, y en la sentencia que condena a Antonio Cerrillo también tendrá que abonar las costas del juicio.

Se da la circunstancia de que Cerrillo era el candidato escogido por los socialistas para aspirar a la Alcaldía en las pasadas elecciones municipales, pero se vio obligado a renunciar al cargo después de que el PP hiciera público que había sido pillado por la Guardia Civil el 28 de febrero de 2015 con cocaína en la puerta de un prostíbulo. El PSOE no se complicó la vida y apostó por la mujer de éste para encabezar la lista.