Álex de la Iglesia junto a su estrella
Álex de la Iglesia junto a su estrella - ABC
CULTURA

De la Iglesia, 800 balas y una estrella

El director de cine descubre su lucero en el Paseo de la Fama de Almería y alaba la provincia como plató

ALMERÍAActualizado:

El director de cine Álex de la Iglesia ha descubierto su estrella en el Paseo de la Fama en el marco del Festival Internacional de Cine de Almería (Fical). Para el cineasta la provincia es un «auténtico plató de cine»; uno «de los mejores lugares del mundo para rodar». Y es que hay «de todo, verde, desierto, cascadas y cualquier tipo de geografía muy cercana que facilita mucho la producción audiovisual».

El director que reinventó el género western y lo homenajeó a través de «800 Balas» destaca que es un ejemplo por «el cariño, las ganas y el reconocimiento de un pasado mítico cinematográfico» y asegura que si en España se siguiera su estela: «valoraríamos mucho más el esfuerzo de personas como Sancho Gracia». Desde una perspectiva más íntima, desvela que conoce a Steven Spielberg por Almería. «Tuve la suerte de hacerle un pase de «800 Balas». Él me la pidió. Conocía perfectamente Almería, la ciudad, dónde se comía mejor. Es un auténtico fanático de Almería y de esta zona del sur».

De la Iglesia reconoce sentirse emocionado por poder volver al mismo espacio en el que, en el año 2002, presentó el homenaje que realizó a todos esos profesionales del cine y especialistas que trabajaban y vivían del cine en la época dorada del western con sello almeriense. El cineasta cuenta desde ya con una estrella en el Paseo de la Fama, que el mismo ha descubierto. «Esta estrella debe servir para recordar el pasado del cine en Almeria. Aquí se han rodado películas que han cambiado la historia del cine. Deberíamos contárselo a todo el mundo», asegura.

De la Iglesia recuerda que «en Almería han estado los mitos del imaginario del cine americano, en unas películas hechas por técnicos españoles y almerienses, que desde aquí trabajaban para las más grandes productoras internacionales. Es emocionante ver el cine gracias al recuerdo que tienen estos técnicos, y comprobar que vosotros amáis el cine y que lo consideráis parte de vuestro corazón y recuerdos. El cine ha hecho que esta ciudad sea lo que es en el mundo».