Un agente de la Guardia Civil con la pequeña en brazos
Un agente de la Guardia Civil con la pequeña en brazos - GUARDIA CIVIL

Encuentran a una niña de tres años sola y con medio cuerpo fuera de un balcón en Roquetas de Mar

La Guardia Civil encontró a la menor sin ninguna persona a su cargo

ALMERÍAActualizado:

La Guardia Civil ha auxiliado a una menor de tres años de edad que se encontraba sola en una vivienda y asomada al balcón llorando con medio cuerpo por encima de la barandilla y con riesgo de precipitarse al vacío en la localidad de Roquetas de Mar (Almería).

El auxilio por parte de guardias civiles del puesto roquetero tuvo lugar este pasado martes, cuando los operadores de la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil recibieron una llamada telefónica de una vecina informando de la presencia de una niña pequeña llorando en el balcón de un segundo piso y que, al parecer, no había ninguna persona mayor de edad con ella.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, los agentes se trasladaron hasta la dirección del domicilio y comprobaron al llegar que una niña pequeña estaba agarrada a la reja del balcón, junto a una maleta, llorando, haciendo ademanes con las manos y llamando a su madre. Vecinos de la localidad allí presentes informaron a los agentes de que instantes antes la menor se había subido a la maleta sacando medio cuerpo por encima de la barandilla con riesgo de precipitarse al vacío.

Ante esta situación los agentes subieron a la vivienda para atraer a la niña hasta la puerta del domicilio y evitar el peligro de una caída logrando el objetivo, ya que la niña entró dentro al escuchar las voces de los agentes en la puerta, si bien, debido a la corta edad y el estado de nervios en el que se encontraba, no hacía caso a las indicaciones realizadas por los agentes para abrir la misma.

Finalmente, desmontaron la mirilla de la puerta para tener mayor visión del interior de la vivienda, observar a la menor y poder hablar con ella para tranquilizarla.

Tras intentar y no localizar a ningún adulto o familiar de la menor residente en dicho domicilio y ante el estado de nerviosismo de la menor los agentes forzaron la puerta para acceder al interior de la vivienda donde lograron coger a la menor, tranquilizarla y cuidarla hasta la llegada de alguna persona responsable de la misma.

Tiempo más tarde se personó en el domicilio una mujer, identificada como madre de la niña, a la que los agentes informaron de lo ocurrido, así como que va a ser investigada como presunta autora de un delito de abandono de menores. La menor fue trasladada hasta dependencias de la Guardia Civil, donde fue recogida poco después por su padre.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil han sido remitidas al Juzgado en funciones de Guardia de Roquetas de Mar (Almería), así como a la Fiscalía de Menores de Almería.