ROQUETAS DE MAR

Detienen a 5 miembros de un grupo criminal por asesinar en 2013 a un narcotraficante en Francia

La víctima, de 28 años, mantenía una doble vida alternando el negocio de compraventa de vehículos con el tráfico internacional de estupefacientes

ALMERÍAActualizado:

Tras cinco años de investigación, la Guardia Civil y la Policía Nacional Francesa han resuelto la desaparición de un vecino de Roquetas de Mar, tras haberse desplazado a Francia por negocios. La víctima, de 28 años y de origen rumano, fue asaltado de forma violenta junto a un asentamiento marginal en Carcassone (Francia), cuando iba a cobrar un dinero proveniente de la venta de sustancias estupefacientes.

Según el informe realizado, la víctima mantenía una doble vida en Roquetas de Mar, alternando la compraventa de vehículos con el tráfico internacional de estupefacientes. De este modo, habría viajado a Francia como coche lanzadera para dar seguridad a otro vehículo que portaba oculta la droga. Ambas partes aceptaron posponer el pago, si bien el grupo criminal francés para no hacer frente al mismo planificó acabar con la vida de la persona que había quedado pendiente de ese cobro.

La Guardia Civil, en colaboración con las autoridades Judiciales y Policiales francesas, pudo comprobar en septiembre de 2014 el hallazgo de restos humanos semienterrados y ocultos con evidentes signos de violencia producidos por un arma blanca. La familia de la víctima, ajena a su vinculación con el narcotráfico, identificó dichos restos.  

Esta misma semana se han desplazado a Perpignan dos agentes de la Sección de Homicidios, Secuestros y Extorsiones de la UCO y dos agentes del Grupo de Homicidios de la Comandancia de Almería, para colaborar en la detención de cuatro individuos de nacionalidad francesa, que han sido puestos a disposición judicial decretando el ingreso inmediato en prisión. Además, se ha podido conocer la participación en estos hechos de una quinta persona residente en Laujar de Andarax (Almería), de nacionalidad española, sobre el que la Autoridad Judicial francesa motivó una orden europea de detención por delito de asesinato, tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal.