MUNICIPAL

El Ayuntamiento limita a cinco el número de perros y gatos por vivienda en Almería

La nueva ordenanza de tenencia de animales prohíbe la exposición de mascotas en los escaparates de los comercios

ALMERÍAActualizado:

El Ayuntamiento de Almería, salvo autorización especial, ha decidido limitar el número de mascotas por vivienda. En concreto, en ningún inmueble se podrá dar cobijo a más de cinco perros y gatos. Esa es una de las nuevas medidas que figuran en la ordenanza municipal sobre tenencia de animales de compañía y potencialmente peligrosos que ha sido aprobada en sesión plenaria.

Además, el Consistorio obliga a los propietarios a mantener a sus mascotas en buenas condiciones tanto higiénicas como sanitarias. Al respecto, en el articulado de la ordenanza se advierte de que los animales deberán permanecer sueltos de cualquier tipo de atadura al menos ocho horas diarias. Sólo en «causas justificadas» se podrán tener atados con una cadena o correa cuya longitud no baje de los tres metros.

El maltrato a los animales, su abandono, no cuidarlos, donarlos con fines publicitarios o como premio, experimentar con ellos, venderlos a menores de 16 años o a incapacitados sin autorización, ejercer su venta ambulante fuera de los mercados o ferias autorizadas, su exposición directa en la vía pública o en escaparates de comercios, usarlos como blancos en atracciones, emplearlos en peleas o circos y fiestas si ello supone sufrimiento para el animal estará totalmente prohibido. Otra de las cosas que no se podrán hacer es alimentar a los animales abandonados o vagabundos.

En cuanto a las sanciones, se amplían, sobre la normativa anterior, las infracciones leves, cuya cuantía económica quedará fijada entre los 75 y 500 euros. Entre éstas destaca la regulación de las molestias que las mascotas puedan ocasionar a terceras personas cuanto se encuentren en terrazas, azoteas o patios, especialmente si perturban la tranquilidad y el descanso de los vecinos entre las 22.00 y las 08.00 horas. Las infracciones muy graves pueden acarrear multas de hasta 30.000 euros.