INFRAESTRUCTURAS

Almería-Sevilla, el periplo tuitero sobre raíles de Antonio Maíllo

El coordinador de IU en Andalucía narra su viaje en tren para poner de manifiesto las «deficiencias» ferroviarias

Maíllo, en la Estación Intermodal de Almería, minutos antes de coger el tren
Maíllo, en la Estación Intermodal de Almería, minutos antes de coger el tren - ABC

A golpe de tuit el coordinador de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, ha sacado este martes las vergüenzas a las infraestructuras ferroviarias existentes en la zona Oriental de la comunidad autónoma. Lo ha hecho durante el viaje de regreso desde Almería a Sevilla, de casi seis horas de duración, trasbordo en autobús incluido Granada-Antequera.

El tren partía de la Estación Intermodal a las 15.00 horas, como estaba previsto. La narración arrancaba con dos mensajes consecutivos. «Cogiendo el tren Almería-Sevilla, algo peculiar (quienes todo justifican lo llamarían intermodal), os voy contando» y «Almería-Granada en tren, Granada Antequera en bus, Antequera-Sevilla en tren de nuevo. Que haya para todo». Un billete de idea por 40,75 euros. Un precio que se antoja barato si se tiene en cuenta el tiempo que uno pasa ocupando un asiento tanto en tren como en autobús, pero que resulta caro porque se invierte demasiado tiempo en llegar.

En su quinto mensaje Maíllo ponía el dedo en la llaga. «Desierto de Tabernas, no deja de asombrarme el paisaje almeriense. Buen tren para viaje contemplativo, no desde luego para ir con prisa». Y es que el servicio ferroviario entre Almería y Sevilla se presta como si se tratase de un tren turístico, al más puro estilo Transiberiano. O lo que es lo mismo, en palabras del dirigente de la coalición de izquierdas: «Espectacular #Guadix. Menos mal que la belleza amortigua la impaciencia. Queda aún para llegar a Granada».

Otra de las críticas de Maíllo tenían que ver con el trazado en sí y los pocos esfuerzos que se han realizado para renovarlo. «Seguimos en los 80, pitido del tren pasando por zonas urbanas. Quedan muchos pasos a nivel aún», advertía en su decimocuarto mensaje de texto. Pero de su mente no se podía ir el ralentizado ritmo del convoy. «Quienes salieron en el Cordoba-Madrid a la misma hora ya salieron de Atocha. Nosotros aún por Iznalloz. Fuerte!». Pero más aún lo era lo evidenciaba la alocución que escupían los altavoces del vagón: «Nos anuncia una voz el transbordo en Granada. Un año así ya. Indignante!».

Anclados en el siglo XX

Y lo más lamentable, como queda reflejado en su mensaje «XX: número y siglo en el que nos hemos quedado. #PSOE dijo AVE2007. PP septbre 2015: 2 meses de trasbordo», a lo que añadía: «Seguimos en el siglo pasado en transporte #AndaluciaOriental. Octubre de 2016: 400 días de tren precario». Lo decía en el momento de acomodarse en el autobús que le iba a conducir desde la capital nazarí hasta Antequera.

Para hacer más ameno el viaje nada mejor que ejercitar un poco la mente con cálculo. «Cambio de paisaje en la #A92 y sigo pensando en ecuaciones imposibles: Almeria-Guadix=Córdoba-Madrid; Almeria-Granada=Sevilla-Madrid». Y otra: «Transición andaluza, Antequera a lo lejos, y la Vega. De Oriente a Occidente. 3h 45'. ¿Almeria-Antequera=Sevilla-Zaragoza? Pues sí +-». La tarde da paso a una «noche cerrada ya. Quedan 30' y ganas de llegar. La fascinación del paisaje no quita la ignominia de un trayecto del SXIX». Y a las 20.50 horas el tren alcanzó el andén de la estación de Santa Justa.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios