lavozdigital.es
Martes, 29 julio 2014
claros
Hoy 19 / 23 || Mañana 19 / 22 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

Cultivar caña, poco atractivo para los cubanos que reciben tierras ociosas

ÚLTIMAS NOTICIAS DE Economía 18:22

Cultivar caña, poco atractivo para los cubanos que reciben tierras ociosas

La Habana, 24 jun (EFE).- El cultivo de la caña de azúcar suscita escaso interés entre los cubanos que se acogen al plan de entrega en usufructo de tierras agrícolas ociosas, según admitieron hoy medios oficiales de la isla al hacer balance de la iniciativa.
Del total de tierras entregadas hasta noviembre de 2012 solo el 3,6% correspondió a interesados en cultivar la caña y esa tendencia se mantiene, indicó el diario Granma en una nota titulada "La caña acepta usufructuarios".
En los últimos meses, solo se han registrado unas 40 solicitudes de tierras para sembrar caña y 9 entregas de 110 hectáreas, equivalentes al 6,4% del total autorizado en usufructo.
La "poca información", las trabas en la entrega de créditos bancarios, el alejamiento de esas tierras de las fábricas de azúcar y la falta de equipos y maquinaria para este cultivo son los principales escollos que han motivado una pobre aceptación entre los potenciales usufructuarios.
Cuba tiene una superficie total agrícola de 6,5 millones de hectáreas, de la cual solo el 32 por ciento está cultivado, según datos del Centro Nacional de Control de la Tierra perteneciente al ministerio de la Agricultura.
En Cuba, un 70,5 por ciento del área agrícola total está en manos del sector cooperativo y campesino, ya sea como dueño o usufructuario.
Desde que el Gobierno cubano aprobó la entrega de tierras ociosas en usufructo en 2008 dentro de sus reformas para actualizar el modelo económico socialista, más de 1,54 millones de hectáreas de tierras estatales están en manos de 172.000 usufructuarios, de acuerdo con informaciones oficiales.
Los usos principales a las que han sido destinadas son el 53 por ciento para ganadería, el 23 por ciento para cultivos varios, el 7 por ciento al ganado menor y en menor escala al cultivo de tabaco, café y azúcar.
Esta circunstancia se relaciona con las proyecciones de las autoridades del sector azucarero de la isla concentradas en el aumento de los rendimientos agrícolas y en la renovación e incremento de las áreas dedicadas al cultivo de caña, a fin de alcanzar el crecimiento progresivo de la producción de azúcar.
La cosecha azucarera 2012-2013 concluyó a mediados de este mes con un incumplimiento del 11 por ciento del plan previsto, al dejar de producir 192.000 toneladas de azúcar, de acuerdo a un informe del grupo AzCuba, creado en 2011 para dirigir esa industria en sustitución del ministerio de Azúcar.
Las causas de que el plan azucarero se ejecutara solo al 89 por ciento fueron afectaciones en la eficiencia agroindustrial, no moler el volumen de caña planificado y el impacto que provocó el huracán "Sandy" en varias provincias orientales del país.
Al iniciar la zafra en noviembre de 2012 el grupo Azcuba anunció que tenía como objetivo un aumento del 20% en la producción de azúcar respecto a la anterior, de 1.4 millones de toneladas.
En la evaluación de la última zafra, el vicepresidente José Ramón Machado Ventura, instó a cumplir los planes de molienda porque consideró que la cosecha y fabricación de azúcar debe ser "planificada y controlada" como si fuera "una operación militar" que dura varios meses.
Pero pese a que estuvo por debajo de los cálculos, la producción de azúcar experimentó este año un crecimiento de un 8% en comparación con la campaña anterior.
Considerada en otros tiempos como la locomotora económica del país, tras un declive que comenzó en la pasada década de los años noventa, la industria del dulce cubana tocó fondo en la cosecha 2009-2010 cuando registró una producción de 1,1 millones de toneladas, la peor en 105 años. EFE
CONDICION:ECO,ECONOMIA,ECONOMIA,%%%
Videos de ECONOMIA
más videos [+]
ECONOMIA
lavozdigital.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.