lavozdigital.es
Lunes, 21 abril 2014
llovizna
Hoy 15 / 18 || Mañana 15 / 17 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

El incierto pulso de los emergentes por ganar poder en FMI y BM llega al G20

ÚLTIMAS NOTICIAS DE Internacional 09:33

El incierto pulso de los emergentes por ganar poder en FMI y BM llega al G20

Alfonso Fernández
Washington, 31 oct (EFE).- Los países emergentes vuelven al G20 con un renovado ímpetu y reclamarán de nuevo una mayor influencia en el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), para asegurar la legitimidad de estos organismos ante la nueva realidad global.
Los emergentes, con el llamado grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) a la cabeza, buscan reafirmar así su incipiente poder económico con un mayor peso en ambas instituciones.
En un reciente foro en Johannesburgo, en el que participaron India, Sudáfrica y Brasil, el primer ministro indio, Manmohan Singh, afirmó que las tres economías coordinarán sus posturas en la cumbre del G20 para garantizar que las prioridades de los países emergentes queden reflejadas adecuadamente.
Asimismo, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, calificó las actuales estructuras de representación de las instituciones financieras internacionales como "obsoletas".
Por ello, Rousseff señaló que Brasil estudia la posibilidad de aumentar los recursos económicos que aporta al FMI y con ello incrementar su influencia.
Sin embargo, y pese al cambio de discurso, la realidad es que a los países emergentes aún les falta hablar con un única voz.
El proceso de selección del nuevo director gerente del FMI, en julio pasado, mostró la distancia aún existente entre las palabras y los hechos, cuando varios de los miembros de los BRICS acabaron respaldando la candidatura de "continuidad" representada por la ex ministra francesa de Finanzas Christine Lagarde.
Tanto China como Brasil evitaron comprometer su voto para el gobernador del Banco Central de México, Agustín Carstens, quien vio cómo su candidatura "emergente" apenas lograba apoyos, pese a que en un principio ambos países habían abogado por un "proceso transparente que pusiese fin a la hegemonía europea en el organismo".
"Lo cierto es que el FMI y el BM, organismos con más de 60 años de historia, aún se mueven por una vieja inercia histórica que es difícil de cambiar", explicó a Efe Mark Weisbrot, economista y codirector del CEPR (Center for Economic and Policy Research) de Washington.
Para que realmente pueda haber un cambio significativo, agregó Weisbrot, el grupo de los emergentes "debería hablar como un bloque, tal y como ha hecho en la Organización Mundial del Comercio (OMC) con buenos resultados, quizá porque contaban con intereses comunes".
Por su parte, Nicolás Verón, economista e investigador del Peterson Institute for International Economics en la capital estadounidense, destacó que el reequilibrio de peso político en los organismos internacionales mejoraría su funcionamiento y redundaría en beneficio de los "avanzados".
"Los representantes occidentales deberían reconocer que es en su propio interés en el que deberían ceder algunas de sus posiciones unilateralmente, en vez clamar a la defensiva sus derechos sobre el cargo", afirmó Verón en una reciente conferencia.
El nuevo panorama económico ha producido, según Verón, "una grave discordancia entre la realidad de las finanzas globales y las autoridades que supuestamente deberían supervisarlas".
"De no considerarse un cambio serio", agregó, "(las instituciones internacionales) corren el riesgo de caer en la irrelevancia".
En la próxima reunión del G20 en Cannes, sin embargo, el tema que previsiblemente concentrará el debate será la crisis de la deuda en la zona euro, que ha dado lugar a tres programas de rescate financiero abiertos en Irlanda, Portugal y Grecia.
Tanto el FMI como el BM, con sede en Washington, son organismos resultantes de los acuerdos de Bretton Woods de 1944, y han acatado desde entonces como una regla no escrita la división de poder que otorga la dirección de los mismos, respectivamente, a un europeo y a un estadounidense.
El próximo año, el BM deberá escoger un sucesor al actual presidente, Robert Zoellick, lo que abrirá otra oportunidad para observar si los llamados a un "cambio de paradigma" a los que se alude habitualmente siguen acotados exclusivamente al ámbito de las buenas intenciones.
Quizá la siguiente cumbre del G20, a realizar bajo presidencia mexicana en Cancún en 2012, pueda ser el escenario para acortar la distancia entre los discursos y los hechos, tanto por el lado de los emergentes como por el de los avanzados. EFE
Videos de INTERNACIONAL
más videos [+]
INTERNACIONAL
lavozdigital.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.